El Instituto Congar fue reconocido por el Desarrollo del Liderazgo Católico en el Ministerio Hispano en U.S.

Ag1

Fui invitado a la Convocación Nacional del Liderazgo Católico Emergente en el Ministerio Hispano en los U.S., del 29 al 31 de julio 2013 convocado por Hosffman Ospino del Colegio Boston. Esta invitación fue un reconocimiento a la necesidad de la misión del  Instituto Congar en la iglesia hoy.

 

En su invitación Hosffman indica “Estamos convencidos de que esta es una oportunidad única de traer a nuestra conversación el gran trabajo que el Instituto Congar para el Desarrollo del Ministerio ha impulsado, particularmente vía sus programas de formación y acercamiento al servicio de hispanos católicos.”

 

Hosffman además dice “La meta de esta importante y única convocación  es aprender más sobre los proyectos concretos que van a transformar la forma en que se realiza el ministerio hispano. Estos proyectos son una señal real de la energía y la esperanza de una iglesia en transformación. Cerca del 43% de todos los católicos en el país son hispanos (¡55% bajo la edad de dieciocho lo son!). Consecuentemente, las instituciones y organizaciones católicas se enfrentan  a la creciente necesidad de mejores estrategias en el acompañamiento y apoyo de una nueva generación  de líderes pastorales trabajando con esta comunidad. En muchas partes del país el hablar del ministerio hispano es simplemente hablar del ministerio católico como un todo”.

 

Continua diciendo “En esta convocación buscamos poner los cimientos para identificar y desarrollar redes de apoyo  para una generación emergente de voces que lo más probable desarrollen conversaciones clave a nivel nacional sobre el ministerio católico hispano en los U.S”

 

La red de contactos y el compartir de ideas durante nuestro tiempo fuera de las sesiones fueron tan enriquecedoras al igual que  las presentaciones mismas. Los encuentros individuales nos llevaron a descubrir lo mucho en común que todos teníamos: ser guiados por el Espíritu para servir la iglesia, fuertes en fe y esperanza frente a nuestros retos, y todos teníamos un sentido de alegría en lo que hacíamos. Nos despedimos con una promesa de ser más colaborativos entre nosotros y con otros que también sirven a la iglesia.

 

Desde que se fundó el Instituto Congar, nuestro sentido de colaboración y la pastoral de conjunto  han inspirado todo lo que hacemos.

Leave a Reply

  

  

  

Por favor, resuelva el Captcha para comentar *