¡Nuevo programa de formacion en el Instituto Congar! Conoce como este programa esta haciendo la diferencia en las comunidades hispanas

Fort WorthRealizamos dos de estos talleres en español durante los primeros tres meses del 2014. Uno se realizó en la Diócesis de Fort Worth en Texas y el otro con las comunidades laicas de los Misioneros de Glenmary en la ciudad de Plymouth en la Diócesis de Raleigh, Carolina del Norte. Los Facilitadores de los talleres fueron Alejandro Siller-Gonzalez, Director Asistente para Programas con Hispanos, y Louise Anne Pinette de Siller, Recurso Experto del Instituto Congar.

La meta de los talleres era la de facilitar el hacer presente la consciencia en los participantes de su propio potencial para el liderazgo pastoral y el cómo desarrollarlo  aún más, asumiendo la realidad de sus dones recibidos de Dios así como de sus derechos y responsabilidades en la sociedad y la iglesia.

Plymouth-20140308-00056

Haga clic aquí para ver las imágenes de los talleres Glenmary Missioners.

 

Haga clic aquí para ver las imágenes de los talleres en la Diócesis de Fort Worth, Texas.

Tuvimos una gran experiencia facilitando estos talleres donde participaron alrededor de noventa participantes en la Diócesis de Fort Worth y veinticinco en Plymouth Carolina del Norte. Cada taller se realizó en  tres sesiones siendo una sesión por cada mes en un día completo, y terminamos en el mes de marzo. Aun cuando la meta era similar para ambos grupos, las necesidades particulares de cada comunidad hicieron que el contenido y la forma de facilitación fuesen diferentes para cada uno. Como facilitadores, nos aseguramos de crear un ambiente para que los participantes pudiesen vivir la experiencia de amor y compasión de Jesús  dentro del proceso de aprendizaje tanto a nivel personal como comunal.

Dentro de los participantes tuvimos adultos, jóvenes, adultos jóvenes y parejas, todos integrados en una comunidad de aprendizaje y la mayoría eran originarios de Latino América. Fueron muy participativos y comprometidos en el aprendizaje. Los participantes tenían distintos niveles de educación formal e informal, y todos se beneficiaron con los diálogos en pequeños grupos y las actividades organizadas que reafirmaban el proceso de aprendizaje. La metodología de enseñanza usada en las sesiones fue de motivar la participación activa basada en sus propios conocimientos y en su experiencia de vida. Se sintió la presencia del Espíritu Santo durante el proceso de oración, aprendizaje y las experiencias de grupo.

El aprendizaje y el proceso de compartir entre los participantes tuvieron momentos de alegría y gozo. También hubo momentos de desafío y de dolor en los que se tocaban experiencias personales y comunales de nuestras vidas de fe así como de nuestras vidas personales y familiares; estos momentos los aprovechamos como oportunidades para crecer. Fueron momentos llenos de la gracia en las que se sintió el Espíritu presente con su consolación, iluminación que nos invitaba a  una reconciliación con nosotros mismos, con otros y con Dios. Los participantes construyeron un espacio de confianza, esperanza y profundo respeto a la dignidad de cada uno de los presentes, aun cuando muchos de ellos apenas se estaban conociendo entre si durante el taller.

 

Presentamos ahora algunas de las experiencias que compartieron los participantes del taller.

“Al inicio del taller no pensé que pudiese  aprender algo nuevo. Pronto me di cuenta de que la forma como estaba siendo presentado me ayudo a entender mejor los temas y el integrar este aprendizaje en mi vida”

“Aprendí que un ministerio es servicio a otros y es respuesta de mi discipulado de Jesús.”

“Aprendí el aceptarme a mí mismo y el  aceptar que soy una persona necesitada de los demás”

“Descubrí la necesidad de que Cristo sea el centro de mi vida.”

“Aprendí que tengo que ser  “testigo” de las enseñanzas de Cristo para poder ser un buen discípulo y líder.”

“Se necesita mucha humildad y paciencia para convertirse en un buen líder”

“Aprendí sobre el estilo de liderazgo de Jesús y de los valores que nos enseña”

“Necesito primero conocer y aceptar mi propia cultura para poder entender y aceptar la de otros.”

“Me siento con más confianza en mí ministerio voluntario en mi parroquia”

Lorraine Vancamp, directiva de Glenmary, nos comparte su experiencia como participante en el taller:

“Sus comentarios (participantes) informales y de sus evaluaciones escritas me indican que están comenzando a caer en cuenta que el sacerdote o el Coordinador Pastoral necesitan de sus dones y talentos para guiar a la comunidad. Los momentos de reflexión personal y en grupo sobre las actividades que realizaban, les ayudaron a crecer como padres de familia y líderes en la parroquia. En mi opinión, este fue un medio nuevo de aprendizaje que afirmo su dignidad como adultos capaces de participar como líderes en la misión de la parroquia.” (leer sus comentarios completos accionando este enlace…  )

Estamos muy agradecidos por el liderazgo de la Hermana Inés Díaz, SSMN, Delegada para los Ministerios Hispanos de la Diócesis de Fort Worth, al invitarnos para avanzar la formacion ministerial para los hispano-parlantes en su diócesis. Su conocimiento de la comunidad, sus oraciones y su motivación hicieron posible el que pudiésemos nosotros responder a las necesidades de la comunidad con este taller.  Agradecemos la confianza de la diócesis el invitarnos a facilitar próximamente otro taller con el mismo grupo en un segundo nivel así como el facilitar otro taller en el Decanato Norte iniciando en agosto en Denton y en un futuro cercano en el Decanato del Sur.

También estamos muy agradecidos por la confianza que tienen en el Instituto Congar los Misioneros Glenmary al invitarnos a facilitar este taller en la Diócesis de Raleigh, bajo el liderazgo de Betsy Dwyer, Directora de la Comisión de Justicia; Lorraine Vancamp, Directora para los Ministerios Pastorales y Servicios; y desde luego nuestro contacto local Julian Crespo, Coordinador Pastoral de la Parroquia de Santa Juana de Arco donde el taller se realizó. Hemos recibido información de que seremos invitados a llevar a cabo otro taller en los primeros meses del 2015 en el área del estado de Georgia.

Ciertamente estamos bendecidos de ser invitados a servir al pueblo de Dios.

 

 

Leave a Reply

  

  

  

Por favor, resuelva el Captcha para comentar *