Arquidiócesis de Indianápolis: Desarrollando la Capacidad Intercultural de los Ministros

Arch of Indianapolis

El pasado 26, 27, y 28 de enero del 2015, el Instituto Congar llevó a cabo en la Arquidiócesis de Indianápolis, Indiana, el taller de USCCB que lleva por nombre Building Intercultural Competence for Ministers (BICM por sus siglas en inglés). La Oficina Arquidiocesana de Ministerio Intercultural está comprometida a promover la diversidad y desarrollar habilidades y aptitudes necesarias para el ministerio en una iglesia diversa. Por esta razón, la Oficina de Ministerio Intercultural, bajo la guía de su director, el hermano Moisés Gutiérrez, OFM, presentó el taller BICM para el personal y líderes pastorales de la arquidiócesis y otras diócesis cercanas. Los facilitadores de este taller fueron: Donna Grimes y Alejandro Aguilera-Titus, ambos empleados y representante de USCCB; Matthew Davis, empleado de la Arquidiócesis de Filadelfia; y Lizett Farías como miembro del Instituto Congar.  Los participantes comentaron que el taller “estuvo muy bien presentado, el contenido fue excelente” y expresaron agradecimiento por la oportunidad de “reflexionar sobre nuestros miedos, ignorancia y culpa en cuanto al racismo.”  Muchos expresaron que este evento fue una experiencia de “liberación.”

El primer día, el Arzobispo Joseph W. Tobin celebró misa y los sacerdotes participantes del taller, concelebraron asistidos por los diáconos. La celebración de la misa fue culturalmente diversa, las lecturas y los cantos fueron bilingües (inglés/español) y las oraciones de los fieles fueron presentadas en cinco idiomas. Durante el taller, los alimentos que ofrecieron fueron culturalmente diversos. El equipo local fue muy creativo con los alimentos ya que en una ocasión invitaron a varias señoras Latinas a hacer tortillas frescas para la comida. El primer día del taller, se llevó a cabo una “Fiesta/Jamboree” donde los participantes pudieron experimentar música Africana y danza folklórica Hispana y los participantes fueron invitados también a unirse al baile. Este evento fue muy festivo y definitivamente creó un ambiente amistoso y de acogida lo cual enriqueció el taller.

La mayoría de los 86 participantes incluían hombres y mujeres laicos, de ellos un número considerable eran jóvenes adultos pero también hubo un buen número de sacerdotes, diáconos, y religiosos/religiosas. Algunos de los participantes venían de diócesis cercanas como Evansville, Ft. Wayne/South Bend, Lafayette, Rochester y de Cincinnati.

Presione aquí para ver fotos del evento. 

Leave a Reply

  

  

  

Por favor, resuelva el Captcha para comentar *